©  Archivo Nacional de Volcanes 2012



Archivo Nacional de Volcanes (Chile), proyecto privado de difusión de la  volcanología y las Ciencias de la Tierra. Nuestra misión es proporcionar una plataforma informativa actualizada y de primer nivel sobre el fascinante mundo de los volcanes. Conocer su pasado, presente y futuro, así como los riesgos que implican para las actividades humanas es una de las grandes preocupaciones, mas aún considerando que el territorio nacional se encuentra situado en una región con una considerable actividad volcánica. En Chile existiría un registro cercano a los  500 volcanes, de los cuales 123 han sido  catalogados como geológicamente activos (Gonzalez-Ferran). Basta con señalar que durante los últimos años hemos presenciado importantes erupciones como las del Cordón Caulle (2011-2012), Complejo Planchón - Peteroa (2010-2011), Volcán Llaima (2008-2009),  y Volcán Chaitén (2008-2010).

Miembro
Sitios destacados

DESTACADO.

ERUPCIÓN VOLCÁN VESUBIO 79 D.C.
El fin de Pompeya y Herculano
Dr. Boris Behncke


El Vesubio rugió en el registro histórico en agosto del año 79 D.C. con lo que es probablemente la más famosa erupción de la historia (o al menos rivalizando con la del Monte Santa Helena en 1980) y es el  primer evento volcánico con una descripción detallada disponible de testigos. La destrucción de las ciudades romanas de Pompeya y Herculano, su espectacular re-descubrimiento en el siglo 18, y cuyos tesoros y muertos inspiran a poetas, filósofos y científicos hasta los días actuales, muestran una idea viva de lo que el Vesubio es capaz de hacer.
La erupción ha sido, y continúa siendo estudiada por numerosos científicos de todo el mundo, y ha sido varias veces reinterpretada a la luz de los avances en la volcanología.

La erupción comenzó cerca del medio día el 24 de agosto del año 79 D.C. la fase paroximal duró hasta el día siguiente, pero disminuyendo, la actividad a pequeña escala puede haber continuado durante algún tiempo (el Pinatubo, en 1991, la actividad continuó en declinación durante más de 2 meses). Fueron expulsados unos 4 km^3 de magma desde una cámara zonificada, en menos de 24 horas. La caída de tefra fue dispersada hacia el SSE y se puede rastrear hasta 74 km de distancia, cerca de Agropoli. Varias ciudades y pueblos fueron completamente aniquilados, principalmente enterrados bajo depósitos de caída de pómez gruesas (hasta 2,5m de espesor en Pompeya) en el sector SE del volcán, espesos depósitos de flujos piroclásticos (más de 20 m en Ercolano) sobre los flancos S y O. Al menos 3.600 personas murieron (Volcanoes of the World, 1994 edition). El número de los desplazados o afectados por los efectos de la erupción se desconoce.


Continue leyendo este artículo.




.
.